Entrevista con Tanja voluntaria de Dinamarca en Brasil

Eco Caminhos, farming, volunteer, voluntariado,

¿Tanja porque usted decidió venir a Eco Caminhos?

Yo quería hacer algo diferente. Yo estaba estudiando en Dinamarca con muchos sueños sobre cómo vivir de forma ecológica. En Dinamarca yo compraba alimentos orgánicos y tenía muchas ideas sobre cómo quería vivir en armonía pero me parecía difícil porque vivía en un lugar urbano. Cuando vi la finca de Eco Caminhos y leí sobre la hacienda pensé que este podría ser el lugar ideal para mí. La hacienda estaba ubicada en Brasil, lo que significaba mucho para mí porque yo nací en Brasil.

 

¿Cuál fue su primera impresión al llegar a la granja?

Cuando llegué era de noche, así que no pude ver mucho. Sólo pude percibir que la hacienda estaba ubicada en un lugar muy alto. Al día siguiente cuando abrí la ventana, me quede sin aliento porque la vista era bellísima. Yo estaba impresionada con la belleza del lugar. El equipo me recibió de brazos abiertos. Me fui a la casa de Bart desde donde pude ver la bellísima vista de Cardinot y me mostraron la cascada de la propiedad. Estoy segura de que hay mucha belleza escondida en el mundo y que uno no podrá descubrirla si uno no sale de su zona de confort.

 

¿Cómo es tu día a día en la hacienda ?

Estoy trabajando como voluntaria a corto plazo lo que significa que trabajo tres días en la semana y tengo dos días de descanso. Mis horarios son flexibles. Mi primer trabajo fue en la huerta donde plantamos y regamos plantas. Ellos querían darme una experiencia completa de las cosas que se pueden hacer en la hacienda entonces me preguntaron si quería participar en la bioconstrucción del gallinero, la idea me pareció buena porque yo quiero construir mi propia casa. Ellos me mostraron el ecolodge y el trabajo que estaban realizando allí con bioconstrucción, yo trabajé durante un día. La vida en una hacienda es muy impredecible pero siempre trabajamos en equipo, lo que significa que si algo no funciona bien nosotros vamos ayudar para que funcione. Puede ser desde arreglar las vallas que las vacas destruyeron hasta cambiar de trabajo si llueve mucho. Cada día es diferente del otro.

 

¿Cómo es la vida social en la hacienda ?

Cuando llegué la mayoría de la gente del equipo ya estaban aquí hace más tiempo ellos ya tenían una estructura a la que me debía adaptar. Al principio no fue fácil pero poco a poco descubrí que cuanto más me envolvía en las actividades como la noche de los voluntarios y la noche del cine más me acercaba a los miembros del equipo. Si yo me comportaba de forma positiva ellos también eran positivos conmigo. He hecho muchos amigos y estoy muy agradecida por eso.

 

¿Qué has aprendido de esta experiencia hasta ahora?

He aprendido mucho sobre cómo mis pensamientos y mis acciones pueden llegar a ser más armoniosos. Desde el principio yo quería vivir de modo orgánico y Eco Caminhos me dio las herramientas para hacer eso en la práctica. He obtenido mucho más de esa experiencia de lo que tenía al principio. Me llevo conmigo nuevas amistades de personas de todo el mundo. Me siento más fuerte y no dudo más de mí misma. Yo siento que estoy bien en el mundo y que tengo la fuerza de concretar mis sueños.

Lea más sobre las oportunidades de voluntariado que ofrece Eco Caminhos.